Los Celos y sus Diferentes Matices

Es imposible que una persona no haya sentido celos en algún momento de su vida ya que los celos son una parte inherente al ser humano, es verdad que hay personas que tienen más control sobre esta emoción; esto se debe a que es que tienen un mayor grado de represión; sin embargo los celos son muy característicos en la niñez y también es la etapa en la que, de acuerdo a la madurez emocional que el niño fue obteniendo de las figuras importantes que convivieron con él como son mamá, papá y hermanos principalmente y también a su estructura de carácter, entonces el niño comienza a comprender que no puede controlar las acciones de los otros. Esto va a depender de la calidad de las inter-relaciones que se derivaron de sus figuras protectoras, de la seguridad y el amor que le hicieron sentir; lo que devendrá en una autoconfianza y una buena autoestima.

Por lo que, no es que una persona no sienta celos; sino más bien son personas que saben cómo manejar esta emoción y que no depositan en el otro su bienestar y felicidad sino que comprenden que son seres que viven y/o interactúan juntos pero que a la vez son independientes uno de otro; son personas maduramente emocionales que creen en la independencia y autonomía de su pareja, deseando su crecimiento y bienestar. Citando al maestro y filósofo socialista alemán Erich Fromm “La paradoja del amor, es ser uno mismo, sin dejar de ser dos”.

Los celos considerados como normales:

Son ocasionados por el duelo de sentirse reemplazados y/o rechazados en su temprana infancia por las personas importantes que lo o la rodeaban; lo que derivó en el duelo por ese objeto de amor que se cree perdido; así como por una herida narcisista en la que hay un duelo por sentir y pensar no haber sido suficiente para los seres de quien necesitaba esa retroalimentación de amor incondicional. Así mismo existe una autocrítica y sentimientos de hostilidad hacia las personas que en esa temprana infancia les arrancaron la atención de sus figuras protectoras.

Este tipo de celos son sentidos de manera esporádica y cuando alguna circunstancia clara demuestra que existen elementos para comenzar a dudar del compromiso y sinceridad de su compañero o compañera, por ejemplo cuando ocurren situaciones que de manera espontánea les hace sentir desconfianza en su pareja. Sin embargo, la comunicación madura que exista entre ambos es el elemento base para aclarar y expresar el sentir y pensar de cada uno. Donde es deseable que exista la apertura de hablar sobre inconformidades y desacuerdos; así como de si existe la posibilidad del término de la relación cuando haya la posibilidad de que los intereses y objetivos ya no sean los mismos.

Las personas que manifiestan este tipo de sentimientos, se caracterizan por ser individuos con personalidad madura por lo tanto también de una relación madura en el que incluso los celos son un elemento que refuerza y fortifica su relación.

Los celos frecuentes, pero justificados, también llamados reactivos:

Y también considerados celos proyectados, son el tipo de celos que parten de personalidades inseguras, quienes en su infancia generalmente estuvieron carentes de cariño y amor incondicional. Son personas que han llevado al hecho la infidelidad o quienes tienen un impulso constante de ser infieles pero que han reprimido fuertemente ese impulso. Estas personas son proclives a echar mano de un mecanismo de defensa para sentir alivio y tranquilidad moral al proyectar en su pareja lo que en realidad ellos sienten. Este es el caso de los hombres y/o mujeres quienes sienten celos desmedidos hacia una persona de quien se piensa que tiene interés en su pareja sin motivo alguno o con algún motivo imaginario. Por ejemplo una persona se muestra insistente en que a su pareja le gusta determinada persona sin embargo está depositando en su pareja el interés y el gusto que en realidad está sintiendo él o ella. En este caso podría estarse manifestando una homosexualidad reprimida.

Por otro lado, las costumbres sociales también ejercen influencia en la forma de actuar de las personas, ya que es bien visto y permitido cierta coquetería en la mujer casada y un donjuanismo en el varón casado en el que en cada caso se busca demostrar al mundo exterior ser poseedor de alguien cotizado por los demás. Sin embargo la persona celosa no admite tolerancia alguna a las convenciones sociales ya que demuestra su desagrado e inconformidad siendo limitante en el actuar de su pareja.

Este tipo de celos comienzan a tener tintes negativos debido a que la persona que los siente se vuelve una persona intrusiva, quien espía ya sea a través de las redes sociales y en los lugares físicos, en los que su pareja comúnmente realiza actividades en su vida cotidiana; así mismo comienza a desarrollar ideas delirantes como el suponer pensamientos, sentimientos y acciones en su pareja, con las que aún puede ser funcional sin embargo le impiden tener una libertad de pensamiento y una mente clara y objetiva ya que se siente invadido por pensamientos que según su lógica y la realidad, no tienen fundamentos.

Los celos fuera de control o patológicos:

El origen de este tipo de celos es por sentir un descontrol desmedido de no sentirse perteneciente de las cualidades y características que piensa que su pareja reclama en él o ella. Su origen se debe también al rechazo prematuro o al poco o nulo afecto que recibió en edad temprana. Es el caso de los celos delirantes, celotipia y paranoia. Las características en este tipo de personas son además de la aparición de ideas delirantes, las personas muestran arrebatos y conductas impulsivas, acusan de motivos insignificantes a su pareja al grado de dañarla físicamente y psicológicamente a consecuencia de esas ideas invasivas de las que no tiene el control.

Las acciones en esta clasificación de celos comienzan por ideas obsesivas, es decir que no se pueden quitar de la mente ideas como el pensar reiteradamente en su pareja interactuando con alguien más, pensando en alguien más, amando a alguien más, en este punto ya no le importa el bienestar emocional y físico de su pareja, sino el comprobar que sus sospechas son reales, en ocasiones anteponiendo su propio bienestar con la intención de comprobar sus sospechas o llegar incluso al suicidio al percatarse de no tener el control ni de sus propios pensamientos ni del actuar de su pareja. Por lo que la celotipia es un grave problema de salud mental que requiere la intervención de un profesional y en muchas ocasiones requiere de tratamiento farmacológico para mitigar los pensamientos obsesivos en conjunto con un tratamiento psicoterapéutico y/o psiquiátrico.

Referencias:

Obras completas, S. Freud. Amorrortu Editores

Atendemos

  • Evaluaciones psicológicas
  • Servicios de Atención psicológica a adultos
  • Área socio afectiva
  • Tratamiento para estrés
  • Tratamiento fobia
  • Tratamiento pánico
  • Trastornos alimenticios
  • Trastornos de personalidad
  • Trastorno del sueño
  • Trastornos obsesivos compulsivos
  • Trastornos psicosomáticos
  • Tratamiento para la anorexia
  • Tratamiento para la bulimia
  • Trastorno de personalidad múltiple
  • Trastorno antisocial de la personalidad
  • Trastorno límite de la personalidad
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno paranoide
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Tratamiento de agorafobia
  • Tratamiento para la ansiedad
  • Depresión
  • Tratamiento estrés postraumático
  • Problemas sexuales
  • Terapia de pareja
  • Psicólogo juvenil
  • Mejorar autoestima
  • Psicoanalista
  • Psicólogo clínico
  • Psicólogos
  • Terapia psicológica
  • Terapia breve
  • Terapia familiar
  • Terapia para adolescentes
  • Tanatología
  • Terapia grupal
  • Autolesión
  • Orientación vocacional
  • Terapia sexual
  • Rendimiento escolar
  • Terapia individual
  • Terapia infantil
  • Psicoterapia adultos
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Depresión

Depresión

Es una enfermedad del estado de ánimo que implica una pérdida de la vitalidad, falta de interés y de energía, donde la persona se muestra cansada y triste y rehuye a las actividades sociales. El pesimismo y la desesperanza invaden sus ideas y fantasías.

Ansiedad

Ansiedad

Es la respuesta de alerta de nuestro organismo para activarnos y movilizarnos frente a situaciones de riesgo. Se desencadena de estímulos externos o internos como pensamientos, sensaciones o imágenes.

Al Adulto Mayor

Al Adulto Mayor

Dirigido a las personas que se encuentran en la plenitud de su edad pero que aún están en búsqueda de comprensión, acompañamiento y afecto. Así como personas que están atravesando diferentes tipos de duelo como la pérdida de la pareja, de su trabajo, condición física, entre otros.

Adicciones

Adicciones

Es la manera en que las personas evitan afrontar los problemas que le perturban, refugiándose ingiriendo diferentes tipos de sustancias dañinas a su organismo y a su salud mental provocando serios daños orgánicos, que además adormecen su pensamiento y capacidad de reaccionar y accionar ante situaciones de la vida.

Identidad Sexual

Identidad Sexual

Es la vivencia interna individual que corresponde o no con el sexo asignado al nacer. Existen personas que se sienten confundidas respecto a su sexualidad debido a que se enfrentan a los prejuicios de una sociedad que generalmente comienzan en la familia.

Orientación Vocacional

Orientacion Vocacional

A la hora de tomar una decisión que definirá tu vida, es de suma importancia que tengas claridad en tu pensamiento. La aplicación de test te ayudará a determinar cuales son tus aptitudes, capacidades y destrezas innatas para la mejor elección.

Autolesiones

Autolesiones

Son el alivio que para el resto de las personas encuentran en el llanto. Generalmente las personas que se autolesionan han vivido en ambientes en donde las infravaloran como personas.

Trastornos Sexuales

Trastornos Sexuales

Existe la dificultad en cualquiera de las etapas de la relación sexual generada por múltiples factores que se determinan de manera particular. Factores que pueden ser causados por problemas emocionales, físicos y/o psicológicos, los que repercuten en la desconfianza, distanciamiento y enojo en la pareja.

Duelo

Duelo

Es la reacción emocional que se genera por la pérdida de un ser querido, de una relación o del empleo. El duelo se vuelve patológico de acuerdo a la prolongación del tiempo que la persona lo ha sentido.

Codependencia

Codependencia

Se manifiesta con el excesivo apego a una persona o a una cosa. La persona se olvida de sí misma para prestar toda su atención hacia otra persona, objeto o lugar que le proporciona seguridad. Generalmente se origina en la niñez pero también se puede manifestar a cualquier edad.

Ataques de Pánico

Ataques de Pánico

Son crisis recurrentes de ansiedad, frecuentemente se presentan con palpitaciones repentinas, sensación de asfixia, mareo, sensación de irrealidad, temor a morir o enloquecer.

Desórdenes Alimenticios

Desordenes Alimenticios

Trastornos generados por múltiples causas, las que en muchas ocasiones son generadas por la búsqueda de estereotipos de belleza en la sociedad, así como un descontento profundo con su mundo circundante al que se le revela provocándose daños a sí misma en diversas ocasiones de manera inconsciente.

Soledad y Aislamiento

Soledad y Aislamiento

Es la sensación de no formar parte de algo. Se cree que la persona no le importa a nadie, que nadie lo comprende y que se encuentra sola en el mundo.

Problemas Familiares

Problemas Familiares

Son las reacciones de enojo, angustia o miedo que se generan en una familia a causa de múltiples factores que pueden repercutir en la inestabilidad emocional de cada miembro que la conforma.

Álvaro Obregón

Calle Tecoyotitla, Colonia Florida, Delegación Álvaro Obregón. CP. 01030 A una cuadra de la estación "Olivo" del metrobús y a 10 minutos de estación "Viveros" de Coyoacán.